Sonreír es muy fácil

Sonreír es muy fácilLas emociones son reacciones que todos continuamente manifestamos en nuestro día a día ya sean de alegría, tristeza miedo, ira etc…

Cuando intentamos expresar o gestionar nuestras emociones tenemos muchas dificultades para hacerlo, pues nadie nos enseña cual es la manera adecuada de actuar dependiendo de la circunstancia. La expresión de nuestras emociones se ven condiciona a la manera en las que nos permitieron manifestarlas de pequeños y esto, puede llegar a traernos serios problemas si no somos capaces de manejar nuestras emociones de forma correcta.

Las emociones son algo que nosotros mismos no podemos reprimir de forma permanente, por ello, es muy importante que les prestemos atención y las expresemos de forma adecuada en lugar de bloquearlas.

Para aprender a controlar nuestras emociones y que no sean ellas las que nos controlan a nosotros, debemos ser capaces de tomar conciencia de ellas y canalizarlas para mantener el equilibrio y la armonía.

Las emociones siempre tienen un sentido y se manifiestan dependiendo de los estímulos que hayamos recibido, por tanto, no debemos de catalogarlas como positivas o negativas sino que, debemos de enfrentarnos a ellas ya que afloran de manera inevitable.

“Cambia tu atención y cambiarás tus emociones, cambia tu emoción y tu atención cambiará de lugar” Frederick Dodson.

Desde Crece Bien elaboran y desarrollan herramientas con el fin de mejorar la autoestima no solo en los niños sino también en los adolescentes y además, les enseñan a manejar sus emociones y potenciar la comunicación y la empatía, pues son dos factores muy importantes que no podemos dejar de lado.

Crece bien pretende trabajar con sus hijos e hijas de una manera lúdica y divertida. El juego y la programación de actividades son la clave para que los niños aprendan sin apenas darse cuenta y uno de los objetivos de Crece Bien consiste exactamente en eso.

Cuando somos capaces de prestarles atención a nuestras emociones, ya estamos comenzando a comprenderlas y por consiguiente comenzamos a canalizarlas.

“Tú tienes el control sobre tus emociones, no lo pierdas. No se trata de no demostrar tu molestia, sino de hacerlo mesuradamente, sin después arrepentirte de una acción cometida en un momento de descontrol” Napoleón Hill.

Deja un comentario

dos × 3 =